Published On: Jue, Ene 14th, 2016

Conoce a Ooho! La botella de agua comestible que en lugar de tirar a la basura, te la puedes comer

Estar bien hidratados es muy importante y preferir el agua en vez de bebidas gaseosas es bueno para tu salud, pero no tanto para el planeta, ya que losenvases plásticos contaminan y son difíciles de degradar. Un estudiante de arquitectura quiso terminar con el problema y creó una botella de agua muy especial ya que una vez que bebes el líquido te la puedes comer y además es biodegradable.

Ooho! Botellas no contaminantes

La cantidad de basura que producimos los humanos es impresionante y la mayoría demora siglos en degradarse. La botella Ooho! viene a eliminar ese problema al menos en cuanto a desechar estos envases plásticos.

A través de Skipping Rocks Lab un grupo de innovadores experimento hasta llegar a Ooho! una botella muy diferente a las que conocemos ya que una vez que terminas de beber el líquido que contiene se puede comer o si no tienes hambre reciclar ya que completamente biodegradable al contar solo coningredientes orgánicos no contaminantes.Pese a ser muy diferente a una botella normal la Ooho! es igual de funcional que sus colegas contaminantes y su material podría utilizarse para crear desde envases más grandes a vasos, platos y casi cualquier cosa.

Cómo se hace la botella comestible

Una botella que te hidrata y no contamina. Ooho! es fruto del esfuerzo conjunto de estudiantes de arquitectura interesados en materiales innovadores y que buscaban una forma de crear material comestible y al que se le pudiera dar forma siendo lo suficientemente fuerte para no romperse.

La inspiración de los chicos Skipping Rocks Lab fueron las frutas y su capacidad de retener líquidos en su interior sin que estos se derramen. El principal material de la botella ecológica es el agua la cual es sometida a un proceso combinándola con otros químicos.El agua se combina con un tipo especial de algas y calcio para luego congelar la mezcla. Una vez descongelada la membrana exterior permanece solida y toma una estructura similar a una bola de gel.

El material puede abrirse y remover el interior hasta quedar hueco llenando la zona con el agua o líquido que se le quiera añadir quedando así lista para su consumo. Tras beber el agua la persona puede comerse el envase blando o reciclarlo para que se descomponga sin contaminar.

Si bien la botella Ooho! funciona y su producción solo cuesta $ 0,15 centavos de dólar por envase sus creadores todavía buscan perfeccionarla antes de sacarla al mercado masivo creando una alternativa ecológica y bastante novedosa para hidratarnos sin contaminar el planeta.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies