Los líderes políticos en Miami continúan negando los efectos del cambio climático y las consecuencias que este tiene para la ciudad del sol.

El aumento del nivel del mar amenaza toda zona costera de Miami Beach y estudios indican que podría quedar cubierta de agua en el futuro.

Un estudio realizado por Nature muestra que Más de 2,5 millones de habitantes de Miami pueden verse obligados algún día a huir de la ciudad gracias al aumento de los mares la mayor cifra de cualquier ciudad de los Estados Unidos.

Si la tendencia actual no se cambia para el año 2100 el mapa de Florida podría cambiar considerablemente y muchos residentes perderían sus hogares.

Fuente:CubaenMiami