Published On: Jue, Abr 20th, 2017

Los agentes de aduana intentaban averiguar qué era el murmullo proveniente de las botellas de plástico. Al ver ojos, agarraron las tijeras

Normalmente, la vida de un animal no suele tener mucho valor para los cazadores furtivos. Siguen comerciando con marfil, pieles, o incluso con animales vivos, sin tener en cuenta los impactos negativos que ello tiene para la naturaleza. La regla de oro del cazador ilegal es: cuanto más exótico sea el animal, mayor será la ganancia. Las crueles prácticas de estos cazadores son bien conocidas, pero un reciente hallazgo por parte de unos agentes de aduana en Indonesia ha superado por mucho los niveles de crueldad.

1

  • Compartir en Facebook

Al principio, los agentes no pudieron determinar qué criaturas se encontraban comprimidas dentro de estas botellas de plástico. Las personas que las transportaban intentaban comerciar ilegalmente con cacatúas galeritas.

2

  • Compartir en Facebook

Cada una de estas hermosas aves se vende por unos 900$ en el mercado negro. Y esto solo era la punta del iceberg: se estima que el comercio ilegal de animales genera más de 22.000 millones de dólares al año. Esta industria en auge tiene efectos devastadores en la fauna y flora local.

3

  • Compartir en Facebook

Solo en Indonesia existen 13 especies de aves, y numerosas subespecies, en peligro de extinción; una consecuencia directa de la caza furtiva y del comercio ilegal de animales. Por supuesto, este problema no solo afecta a países de Asia, sino de todo el mundo. Se sospecha que detrás de las operaciones del comercio ilegal de animales hay poderosos cárteles; esta práctica parece ser casi tan lucrativa como el narcotráfico o la trata de personas. 

Pero la realidad es que los cazadores furtivos están acabando con su propio negocio: la caza ilegal es una de las mayores causas de la extinción animal, lo que obviamente se revierte contra los mismos cazadores. Ahora muchos de ellos intentan criar especies exóticas en cautiverio. Parece que cada vez hay más demanda y el mercado negro está en auge.

5

  • Compartir en Facebook

Hasta ahora el comercio ilegal de aves se ha concentrado principalmente en los países del este de Asia; pero es cuestión de tiempo hasta que las aves nativas de nuestras regiones se conviertan en objetivo. En casi todo el mundo existen especies en peligro de extinción.

6

  • Compartir en Facebook

Ya es hora de detener a los cazadores furtivos. Un primer paso es llamar la atención sobre las terribles prácticas del comercio ilegal de animales. ¡Comparte este artículo si quieres ayudar a poner fin a esta locura!

Fuente: nolocreo