Published On: Jue, Abr 20th, 2017

Pon un vaso sobre la manija de la puerta y otro en la parte superior. ¿Qué pasa cuando alguien quiere abrir la puerta? Tienes tres oportunidades para adivinar…

¿Alguna vez has experimentado la inquietante sensación de no estar completamente seguro en un hotel, un apartamento de vacaciones o incluso en tu propia casa? A veces se trata de una puerta desvencijada que no cierra muy bien que digamos; otras veces, simplemente escuchas ruidos del edificio o de la calle que no puedes identificar.

Lo último que deseas es que sea un ladrón irrumpiendo en medio de la noche mientras tú duermes como un bebé. Pues bien, la próxima vez que temas quedarte dormido a pierna suelta y sin protección alguna, pon a prueba este simple e ingenioso sistema.

El truco consiste en colocar un vaso sobre la manija o pomo de la puerta, y otro encima. Casi cualquier vaso vale para la manija, no importa su tamaño.

En caso de que alguien trate de abrir la puerta desde el otro lado, ambos vasos caerán al suelo. ¡El ruido no solo va a despertarte, sino que va a ahuyentar al intruso!

Las ventajas de este sistema de alarma hablan por sí mismas: siempre hay vasos disponibles, ya sea en un hotel o en cualquier otro lado. Además, es muy fácil de montar y muy eficaz. El único inconveniente es que si alguien abre la puerta, puedes terminar con el suelo lleno de fragmentos de vidrio y dos vasos menos en la cocina… Sin embargo, comparado con lo que un ladrón puede llevarse, ¡esto no es un gran problema!

Créditos:

teepr