Published On: Jue, Abr 6th, 2017

Si un Hombre permite esto contigo, ten por seguro, que no te amará nunca

Cuando dices “contigo ya no necesito nada más” y encima te crees esta frase, es cuando puedes caer en dicho apego, y dicha sumisión, sacrificándote como si de una culto religioso enfermizo se tratara. Esto te lleva a la no autorealización. Te puede llevar a creer que tu felicidad depende de otra persona y eso al mismo tiempo te hace dependiente e incompleto. Es decir creas un amor de complemento, como si a ti, tu pareja, te complementara. Cómo bien se dice: “AMOR DE PRÓTESIS”, y eso, creo que francamente, no está nada bien.

  • Primero, no está bien porque te dejas la esencia y persona bajo el consuelo afectivo que alguien te genera a cualquier precio, sin valor personal, sin autoestima y sin dignidad.
  • Y segundo porque si estás con persona que dice amarte y dicha persona consiente esto, es porque no te ama tanto cómo te dice o crees ciegamente. Si sufres y lo permite, no te ama.

El amor de verdad es semejante, equilibrado, tú das y recibes. No es para nada incondicional. Cuando hablamos de amor de pareja, no hablamos de amor universal, o humanitario, o de un amor de madre a hijo que sí puedes ser incondicional. Pero tú no eres la madre de tu pareja ni un místico con fines benéficos capaz de entregar su vida a la pobreza o las injusticias de la sociedad. No eres “Vicens Ferrer”

El amor debe ser parejito y bonito. Das amor, recibes amor y cariño. Das fidelidad y recibes fidelidad. Das comprensión y recibes escucha. Das “9” recibes “8”. No “0” o un miserable “2”. Debe haber justicia e igualdad.

Tú lo puede sentir si estás viviendo esto, y para nada debes permitir semejante barbaridad. Mejor sal corriendo, vive el luto de dicho amor y saldrás con la victoria. Debes ser merecido y merecer para ser feliz en el amor, así que si permites lo contrario no serás feliz. Es muy difícil, tarde o temprano te hartarás de estar así y caerás en una tristeza y frustración constante, porque no ser amado es un desastre. La indiferencia puede matar a alguien.

Busca tu propia realidad. Esa realidad que sabes que será bonita para ti.

Aunque duela dar el paso, será peor estar como estás y tarde o temprano agradecerás haber tomado la decisión de haberte alejado de la indiferencia y de la indignidad que un supuesto amor afectivo te ha dado.

Un abrazo My friend… 😉

Autoría, Edición y publicación: Albert Espinola Todas las imágenes de We Heart It