Published On: Sab, Ago 12th, 2017

El perro salto sobre la niña y la despertó con sus patas, cuando su madre se dio cuenta por que quedó pasmada.

La diabetes es una terrible enfermedad que cada vez se cobra la vida de más personas. Para controlarla, tenemos varias opciones: tomar muestras de sangre o tener un perro como mascota.

Así es, los perros pueden ayudarnos a controlar la diabetes. Al menos eso es lo que hace Jedi, un labrador de 4 años, con su joven dueño Luke Nutall, de 7 años. El niño padece de diabetes tipo 1, pero su perro lo ayuda a controlarla. Esta familia vive en Glendall, Estados Unidos desde hace ya un buen tiempo. Jedi duerme en la misma cama que el niño, Luke. Una noche, mientras todos dormían profundamente, Jedi detecta algo extraño y actúa inmediatamente.

Entonces, pega un brinco de la cama de Luke y se dirige a la habitación de la madre, Dorrie. Ella también estaba profundamente dormida, así que no escuchaba nada. Por eso, el perro saltó a la cama y la despertó con sus patas. Ahora, la madre se despertó y corrió a la habitación de Luke, quien se encontraba en una grave situación.

EL PERRO AVISA DEL PELIGRO.

Cuando la madre le tomó la presión a su hijo, se dio cuenta que la tenía muy baja. Aunque Luke tiene un aparato que le ayuda a medir los niveles de azúcar, este tenía cierto retraso. Por suerte, el perro pudo oler los cambios químicos del sudor de Luke y avisar con tiempo del peligro. De modo que el animal pudo alertar del peligro mucho antes que la máquina.

Gracias a la rápida reacción del animal, Luke continua con vida hasta el día de hoy. Puesto que avisó con tiempo del peligro, Dorrie pudo tomar acciones que previnieron su muerte. Pero la habilidad de este perro no es pura casualidad. El labrador fue entrenado desde cachorro como asistente médico para personas como Luke.

Cuando el animal se da cuenta que su paciente está en peligro, lleva objetos de colores a Dorrie. Inmediatamente ve estos objetos, sabe que algo no anda bien con su hijo. En caso de que el azúcar de Luke esté bajita, el perro se acuesta en el suelo. Si es que los niveles de azúcar están demasiado altos, el labrador levanta su patita.

RECOMPENSAN SU ARDUA LABOR.

Este laborioso labrador tiene más de 3 años salvándole la vida a su inocente dueño, Luke. Para recompensar su duro trabajo día y noche, sus dueños le celebran fiestas de perritos. En ellas, los invitados le llevan regalos, le dan abrazos y juegan por mucho tiempo con él. Sin duda, este perro se merece eso y mucho más.

De hecho, Luke y Jedi tienen su propio perfil en la famosa red social “Facebook”. Allí, su madre cuenta las complicaciones diarias a las que se debe enfrentar su hijo cada día. Por su parte, la madre de Luke desea que se abran más investigaciones sobre la diabetes tipo 1. De acuerdo a sus investigaciones, más de 3 millones de niños y adultos en EEUU la padecen. Lamentablemente, no todos cuentan con un compañero como Jedi, que los cuide a diario.

Sin duda, esta pareja se merece todo el amor y comprensión del mundo. Este perro trabaja todos los días para mantener fuera del peligro a su joven dueño. Con suerte, dentro de poco tiempo se podrá hallar una cura para esta enfermedad. Cuando eso suceda, por fin Jedi se convertirá en el compañero de juego de Luke, más que su enfermero.

¿Qué te parece la labor de este fabuloso perro para cuidar a su dueño?, ¿No piensas que es un verdadero héroe que le salva la vida a diario?, ¿Te gustaría tener un compañero como Jedi? Déjanos conocer tu respuesta por medio de los comentarios. No olvides compartir este artículo en tus redes sociales con todos tus contactos.