Published On: Jue, Ago 31st, 2017

Estaban sosteniendo relaciones y sintió algo; lo que descubrieron dejaría a cualquiera sin palabras.

A veces nuestro cuerpo está padeciendo de algo terrible y ni cuenta nos damos por falta de precauciones. A pesar de los miles compañas que se realizan cada año, alentando a las mujeres a revisiones periódicas con su médico, muchas hacen caso omiso a las advertencias.

Sostener relaciones se-xuales entre pareja es de lo más normal. Esto se define como la muestra de cariño y sentimientos más fuerte que puede existir entre dos personas que se aman, y con mucha más razón luego de una relación de muchos años.

Por lo que esto es lo más común, el problema llega cuando la desinformación se convierte en vulnerabilidad. Tenemos que te tener mucho cuidado por las enfermedades que se sufren o se pueden sufrir en nuestro cuerpo durante una relación.

Ciertamente nos vamos a referir al Ellie Taylor-Davis, una mujer de más de 40 años, la cual se encontraba teniendo relaciones con su pareja, todo iba normal hasta que sintieron algo bastante extraño, muy fuera de lo normal. Su novio y ella misma aseguran que sintieron algo extraño dentro de ella, algo que se sentía como si se moviera y que definitivamente no era nada normal.

De inmediato Ellie visito a su Ginecólogo y lo que encontró… El ginecólogo después de diferentes pruebas y un ultrasonido fue desgarrador para la pareja. Se descubrió que la mujer sufría de un quiste cancerígeno en sus ovarios. Una enfermedad bastante común en las mujeres mayores de 40 años.

Es apenas el tercer tipo de cáncer más común en las mujeres, en su sistema reproductor, pero es el que tiene mayor índice de mortalidad. La experiencia vivida por esta mujer debe de servir para todas las demás mujeres y así se hagan chequeos continuos pues este como todo tipo de cáncer depende de su diagnóstico a tiempo para poder ser tratado con éxito.

¿Qué son los quistes?

Un quiste ovárico es una pequeña bolsa llena de líquido que se forma dentro o fuera del ovario de la mujer. Éstos ocurren cuando la mujer está en su proceso de ovulación, en el cual se forma un pequeño folículo en uno de sus ovarios, el cual se rompe cuando el óvulo se madura y está listo para ser fecundado.

Después de la liberación del óvulo, la pequeña bolsa o saco se disuelve y se desaparece naturalmente. Pero si esto no ocurre, o si el saco se llena después de que el óvulo se ha puesto en libertad, es posible que se llene de líquido, aumente de tamaño y allí se forman los quistes.

¿Cuáles son las causas de los quistes?

Una mujer tiene más riesgo de padecer quistes ováricos si tiene ciclos menstruales irregulares, si se somete a tratamientos de fertilidad, por desajustes hormonales y también por factores genéticos.

¿Cómo detectar a tiempo los quistes en los ovarios?

Por lo general los quistes en los ovarios no presentan síntomas que puedan alarmar a la mujer. Sin embargo, hay algunos casos en los que se puede detectar por un dolor agudo en el abdomen al hacer ciertas actividades. Cuando el quiste sangre o se rompe, produce un dolor intenso que debe ser atendido de inmediato, ya que puede causar hemorragias vaginales. Otra forma de detectarlos es cuando la mujer siente dolor antes de empezar su periodo menstrual o cuando mantiene relaciones sexuales.

Otros de los síntomas que pueden ayudar a detectar quistes en los ovarios son:

  • Náuseas o vómitos
  • Sensibilidad en los senos
  • Aumento de peso
  • Problemas de micción
  • Hinchazón abdominal o pélvica
  • Dolor en la región lumbar y los muslos
  • Combinación de dolor, fiebre y vómitos

En caso de presentar alguno de los síntomas mencionados, lo ideal es consultar al especialista para que él realice un examen pélvico que permita confirmar que hay quistes en los ovarios. El médico al tener sospecha de este problema, lo puede comprobar mediante la realización de una ecografía o una resonancia magnética. Pero además por medio de un examen de sangre, se puede determinar si el quiste necesita ser removido o no.

¿Cómo prevenir los quistes en los ovarios?

Para prevenir y tratar los quites en los ovarios, lo ideal es incluir más alimentos ricos en fibra y agua con el objetivo de reducir la presión abdominal. Pero, además, también se recomienda incluir alimentos ricos en vitaminas y minerales, especialmente zinc, vitamina B y C.

Compresas de agua caliente: Al sentir dolor abdominal, lo ideal es aplicar compresas de agua caliente para reducir la inflamación y aliviar el dolor.

Tomar infusiones relajantes: Si presenta síntomas como dolor o inflamación abdominal, lo ideal es beber una infusión de manzanilla, menta o frambuesa. Estas infusiones ayudan a evitar el estrés, proporcionan un efecto calmante y son ideales para antes de ir a dormir.

Beber agua: Un hábito saludable tan simple como beber agua, puede prevenir la formación de quistes ováricos ya que te mantiene hidratada. Lo recomendado es beber al menos 8 vasos de agua al día.

Tomar té de diente de león: El diente de león es conocido por sus propiedades diuréticas que favorecen la purificación del hígado, elimina las toxinas y ayuda a mejorar el equilibrio hormonal. Teniendo esto en cuenta, este té es ideal para prevenir y reducir la formación de quistes en los ovarios.

Hacer ejercicio regularmente: Los ejercicios favorecen la regulación del ciclo hormonal, te ayudan a prevenir dolores abdominales y te mantienes saludable en todo sentido. Está comprobado que quienes realizan actividad física, tienden a tener menos irregularidades en su periodo menstrual y reducen la formación de quistes.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies