Published On: Mie, Oct 11th, 2017

Destruyeron a esta mujer por esa foto con su bebé y cuando ella respondió les calló la boca a todos

La tecnología avanza a un ritmo acelerado, y aunque en la actualidad tienes fines muy útiles como mantenernos conectados alrededor del globo y aportar mejoras sociales, también pueden ser las herramientas perfectas para aquellas personas que desean desprestigiar a otras o averiguar su vida privada.

Tal ha sido el avance en las últimas décadas, que podemos fácilmente con una foto conocer eventos que ocurren en otras ciudades, países, e incluso continentes.

Las redes sociales son espacios cibernéticos de internet, donde las personas buscan socializar, conocer gente de su entorno, que comparta sus gustos, intereses, o comunicarse más efectivamente con los que ya conoce.

Lamentablemente se han vuelto un arma de doble filo, así como pueden ayudar a conectarte y compartir cosas positivas, también puedes usarlas para manchar el rostro y nombre de otra persona, su reputación y violentar su vida privada, tal como sucedió recientemente a Molly Lensing.

Quisieron manchar su reputación con una foto, pero ella explicó que estaba haciendo con su bebé

Molly Lensing es una madre de 3 hijos, la cual fue fotografiada en el aeropuerto por un hombre que intentó hacerse el héroe. La intención de su publicación era mostrar al mundo que era una pésima madre por el trato que le daba a su hija bebé, humillarla sin conocerla por lo menos.

Dicha foto muestra a la madre sentada de brazos cruzados, con las maletas a un lado utilizando el teléfono mientras la bebé estaba justo a sus pies en el piso, cabe destacar que se encontraba sobre una manta y no directamente en el suelo.

El hombre además de la publicación, colocó este pie de foto: “Albert Einstein decía: temo el día que la tecnología sobrepase a la humanidad, el mundo será poblado por una generación de idiotas”, además alegó que dejó a la pequeña bebé en el piso para “entretenerse” en el teléfono.

Lo que nadie se esperaba, ni el hombre ni las miles de personas que criticaron y mostraron rechazo a la mujer, era que esta tenía un motivo totalmente válido para hacer esto.

Ella explicó que su vuelo había tenido un retraso y sus brazos estaban agotados de tanto cargarla, además que la bebé necesitaba estirarse y ese era el modo más seguro.

El uso del teléfono se debía a que necesitaba avisar a su familia su condición, debido al retraso del vuelo estos estaban preocupados.

Molly es una enfermera pediátrica y sabe exactamente como tratar con niños de esa edad, ella estaba cuidando a su bebé como enfermera y madre que es.

Definitivamente la verdadera acción repudiable es aquél que compartió la foto sin asegurarse de conocer las razones, violando plenamente su privacidad, por favor compártelo para que las personas no juzguen por la primera impresión.