Published On: Jue, Oct 19th, 2017

Julián Gil estalla contra Marjorie de Sousa y recuerda lo que pasará mañana

En medio de un candente debate sobre la manutención de Matías Gregorio, el hijo que tienen en común, el pleito legal entre Marjorie de Sousa y Julián Gil llega a un momento determinante este viernes, día en el que vence el ultimátum que el actor argentino y su equipo de abogados lanzaron a la actriz venezolana para aceptar un par de condiciones.

La semana pasada, el equipo legal del actor le dio una semana a la actriz para que desistiera de una denuncia hecha por violencia así como para aceptar una prueba de paternidad del menor.

“No es una declaratoria de guerra porque esto no es una película, (pero) si no hay un giro en el asunto ya, vamos a iniciar una ofensiva que va a durar años… Para mí no va haber diálogo nunca. Si no se soluciona el asunto la próxima semana, si no desisten, no hay acuerdo. Si esto no pasa no es amenaza, es promesa, el asunto va a empezar”, advirtió Eduardo Amerena, abogado penalista y defensor de Gil.

Esta semana, a su llegada a la Ciudad de México para cumplir con su visita parental a Matías, Gil reiteró que “el ultimátum sigue firme” y que se comunicará con sus abogados para tomar la decisión correspondiente.

“En ningún momento he pensado que la prueba de DNA sea un elemento de negociación. Es más, me parece totalmente absurdo que sea un elemento de negociación”, sostuvo Julián, al ser entrevistado por el programa Suelta la sopa de Telemundo.

Cabe recordar que el argentino quiere desechar cualquier duda sobre la paternidad de Matías, ante la difusión de rumores que afirmaban que el menor es hijo del actor Gabriel Soto, quien por su parte también amenazó con tomar acción legal en caso de seguir siendo involucrado en la batalla que sostiene la pareja en los tribunales.

El también empresario insistió en que pretende obtener una relación de gastos por parte de Marjorie, ya que no tiene idea de qué sucede con la pensión que eroga, aun cuando su expareja se queja de que incumple en ese sentido.

“Me molesta que no veo a las enfermeras, todavía el día de hoy no he visto una sola enfermera. No las conozco. Tanta plata que estoy pasando por las enfermeras y todavía no las he visto. Hay que ver entonces en qué se está gastando la plata”, concluyó Gil.