Published On: Dom, Nov 19th, 2017

Ninguna enfermedad puede ante una dieta alcalina

Las enfermedades crónicas se han vuelto bastante frecuentes en nuestros días debido a la muy mala vida, poco saludable que las personas llevan.

Esto está influenciado por el sedentarismo, consumo de alimentos procesados, tabaco, alcohol; todos factores que nos llevan a padecer estas enfermedades e incluso a la muerte.

La dieta alcalina se ha vuelto muy indispensable para mantener estable y saludable nuestro cuerpo, aunque no es un método realmente actual, son los avances científicos los que nos han proporcionado herramientas y descubrimientos que confirman tal importancia.

Los alimentos alcalinos, sirven como tus alimentos comunes con el gran beneficio de que nos vuelven menos propensos a padecer graves enfermedades y problemas de salud.

Nuestra salud va a depender de cómo nos alimentamos, nuestra condición física y los nutrientes que consumimos. Aquí aprenderás los mejores beneficios de la dieta alcalina, cada uno es una buena razón para incluirla en tu dieta diaria.

Dieta alcalina para la salud, un método saludable y natural que nunca nos falla.

A pesar de las diversas dietas que ayudan a bajar de peso, resultan ser las dietas alcalinas quienes tienen un efecto directo en el organismo, incluso al liberar toxinas y depurar la sangre puede prevenir varias enfermedades.

La finalidad de la dieta alcalina es promover considerablemente el PH en nuestro organismo. Pasa que con esto nos referimos al nivel de acidez (alcalinidad) que fluye en la sangre y es medido en niveles entre 0 y 14. La intención es balancear la sangre a un nivel adecuado, lo más cercano posible a 7,4.

Debemos cuidar mucho este valor, ya que no conviene padecer un valor menor, ya que trae algunas consecuencias en la salud, especialmente envejecimiento prematuro, obesidad e incluso acelera la formación de cáncer.

Para una adecuada dieta alcalina, es necesario consumir al menos 80 % de alimentos, tipo alcalinos y el resto debe basarse en alimentos ácidos. Los alimentos alcalinos se componen de semillas, frutas, verduras, legumbres, granos, hortalizas. Los demás alimentos deben consumirse sólo que en mucha menor medida.

Este tipo de dieta incluye un cambio drástico en nuestros habitos alimenticios, por ejemplo cada mañana debemos beber abundante agua o algún batido natural en ayunas. Luego distribuir las porciones en al menos 5 comidas al día de porciones pequeñas, alternando frutas y verduras.

Es fundamental que la dieta sea lo menos cocida posible, estás aprovechando al máximo las propiedades de frutas y verduras crudas, bien sea en alimentos, ensaladas o batidos.

Hay miles de maneras y consejos hacer de cómo pudieras realizarla. Inicia para tu salud un cambio en tu vida; además de reducir grasas, fortalecerás los nutrientes y defensas del organismo.