Published On: Dom, Dic 3rd, 2017

Aleja las pulgas y garrapatas de tu casa usando estos potentes remedios caseros.

Es de conocimiento general, el grave daño que pueden provocar a la salud humana la picadura de pulgas o garrapatas. Las garrapatas transmiten a los canes ehrlichiosis canina, mientras que las pulgas les causan dermatitis alérgica y si no son tratadas a tiempo pueden causar daños peores.

Cuando tratas de deshacerte de estas plagas lo primero es siempre revisar a nuestras mascotas para detectar la presencia de estos animales. Cuando notes que tu mascota se está rascando mucho o está decaída lo más seguro es que tenga pulgas y garrapatas haciéndole daño. Por lo general estos animales se contraen después de paseos al aire libre, una vez instalados en el cuerpo de tu mascota su reproducción es increíble.

La mejor manera de acabar con el problema es atacándolo antes de que se agrave. Existen muchos productos químicos que prometen eliminar las pulgas y las garrapatas para siempre pero el proceso para lograrlo suele ser lago, tedioso e incluso peligroso.

Muchos de estos productos son nocivos para la salud animal y humana, por esta razón hoy queremos que conozcas una serie de remedios naturales para eliminar por completo esta plaga. Infusión de poleo: Realiza una infusión de poleo, deja enfriar colócala en un envase con atomizador y ponla en todo el cuerpo de tu mascota

Ajo y levadura: El ajo y la levadura se pueden agregar a la infusión de poleo para esparcirla en los ambientes de tu casa. El olor de esta evitará que las pulgas regresen. Alcohol y detergente: A 1/4 de taza de alcohol debes agregar 6 gotas de detergente.

REMEDIOS PARA LAS GARRAPATAS:

Vinagre de manzana: Humedecer un pañito con vinagre de manzana y aplicarlo en las zonas más vulnerables del animal (nuca, ano, detrás de las orejas) hasta que la garrapata se desprenda. Cítricos: Mezclar con agua algún cítrico, puede ser: naranja, limón, toronja o pomelo. Colocar esta mezcla en un envase que tenga atomizador y rociar a tu mascota con esto.

En un envase descartable mezclar dos partes de alcohol con una parte de aceite comestible. Luego de pasear a tu mascota revisa muy bien cada una de las zonas más propensas a las garrapatas (nuca, ano, detrás de las orejas, cuello) si ves alguna garrapata debes humedecer un paño con esta mezcla y frotar el lugar donde se encuentre la garrapata hasta que esta se suelte de la piel. Una vez está fuera de tu mascota debes quemar la garrapata con un fósforo o también puedes meterla en un envase con gasolina.