Published On: Mie, May 30th, 2018

10 Increíbles Usos Para el Bicarbonato de Sodio Que Quizás No Conoces

El bicarbonato de sodio es un ingrediente que no puede faltar en tu casa. No solo es muy económico, sino que puedes darle muchísimos usos diferentes. Hoy, te mostraremos los más útiles. Seguro que ya has escuchado hablar del bicarbonato de sodio y habrás probado más de un remedio casero con este ingrediente.

¿No es así? Muchas personas lo utilizan para cocinar, otros como remedio casero de belleza. Sin duda, es un elemento que debes tener siempre a mano. Veamos los mejores usos del bicarbonato de sodio.

1. Una manicura perfecta

Coge un poco de bicarbonato de sodio y agrégale un poco de agua. Entonces, utilizaremos un pedazo de tela para frotar el área cercana a las uñas. Después, lávate las manos y ya puedes pulir tus uñas como harías normalmente.

2. Exfolia tu cuerpo

Debemos mezclas tres partes iguales de avena molida, agua y bicarbonato de sodio. Lo mezclamos bien y ya tenemos un exfoliante natural para tu piel. Debes aplicarla en la zona deseada y realizar movimientos circulares suaves para poder eliminar toda la piel muerte. Cuando hayas terminado con la exfoliación, toma una buen ducha calienta y aplica una crema hidratante.

3. Suaviza la piel más dura

A veces, en nuestras manos y pies tenemos una parte de piel más dura que el resto. Puedes suavizarla con la ayuda del bicarbonato de sodio. Llena un recipiente con agua tibia y añade dos cucharadas de bicarbonato de sodio junto con unas gotas de aceite de lavanda. Debes remojar esas partes más duras en el agua. Posteriormente, tendrás que preparar un exfoliante tal y como te hemos explicado en el punto anterior. También puedes hacerlo con partes iguales de bicarbonato, agua y azúcar morena. Después de remojar y exfoliar, hidrata la piel con una buena crema.

4. Un pelo más limpio

Si quieres tener un pelo mucho más limpio, puedes agregar unas cucharadas de bicarbonato de sodio al champú que utilizas normalmente. Aplica esta mezcla a tu cabello, frota con cuidado y enjuaga bien con agua tibia.

5. Un desodorante natural

Mezcla cuatro cucharadas de bicarbonato de sodio con 10 gotas del aceite esencial que más te guste. Entonces, con un cepillo, aplicaremos la mezcla a tus axilas.

6. Como relajante en el baño

Si has llegado a casa tras un duro día de trabajo, puedes prepararte un baño relajante. Llena la bañera con agua caliente y agrega una taza de bicarbonato de sodio. Esta mezcla calmará y suavizará tu piel y saldrás como nueva.

7. Obtén unos dientes más blancos

Si necesitas un blanqueamiento dental, puedes aplicarte un poco de bicarbonato de sodio a tu cepillo de dientes y frotarlo bien por tu dentadura. Hazlo con movimientos circulares y suaves. Entonces, enjuágate la boca y realiza un cepillado regular con tu pasta de dientes normal.

8. Acaba con el acné

Si sufres de problemas en tu piel como el acné, así como otras imperfecciones de la misma índole, puedes hacerte una pasta espesa con bicarbonato y unas gotas de agua. Aplica esta mezcla por todo el rostro y deja que se seque. Tras unos minutos, retírala con abundante agua tibia. Si tienes la piel muy seca o irritada, no debes hacer este procedimiento.

9. Un limpiador natural para tu rostro

Si quieres tener una cara agradable y suave, puedes prepararte una mezcla con una cucharada de miel y otra de bicarbonato de sodio. Mézclalo bien y aplícatelo en el rostro. Frota con cuidado sobre tu piel. Tras un minuto, limpia tu cara con agua tibia hasta que no quede rastro de la mezcla.

10. Alivia problemas de estómago

Para acabar con estos remedios con bicarbonato de sodio, te vamos a dar un consejo sobre bienestar y no tanto de belleza. Si sientes acidez estomacal, gases o pesadez, puedes acabar con estos problemas con el bicarbonato. Coge un vaso de agua, agrega una cucharada de bicarbonato de sodio, espera a que se mezcle todo bien y bébetelo.

Consejo extra: unos pies perfectos

Muchas personas tienen problemas con la piel de sus pies. Algunos tienen los talones ásperos y otros tienen la piel demasiado gruesa en las plantas. Si estás pensando en acudir a un tratamiento de pedicura, olvídalo: aquí tienes un remedio casero natural muy fácil de preparar que te dejará una piel suave en tus pies.

Debes coger un envase en el que puedas meter tus pies. Entonces, agrega un litro de leche y dos o tres bolsas de bicarbonato de sodio. Asegúrate de que está bien mezclado y pon tus pies a remojo.

Déjalos entre veinte y treinta minutos y saca unos pies nuevos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies