Quita la diabetes para siempre en 1 día

Queridos lectores, por fin puedo anunciar que la diabetes ya tiene cura.

En realidad es curable desde hace más de quince años y de hecho yo me quité de diabético a los pocos meses del debut. Me hice socio sólo para ver cuántos caramelos caminantes existían por mi zona.

El truco está en mezclar atún en escabeche con gominolas y coca-cola todos los días a las 12:30 h. No es una mezcla agradable pero ¡no te tienes que poner insulina nunca más!. Es importante que sea todos los días a esa hora, porque un día me tome mi pócima a la una menos cuarto y utilicé atún en aceite de oliva virgen extra… y claro, ya os podréis imaginar que no funcionó.

Después de mucho investigar os puedo asegurar que es la solución a la diabetes, lo que pasa es que a los grandes laboratorios no les interesa decirlo porque no es rentable.

Bueno, pues yo os lo digo gratis, pero si queréis saber más y aprender cómo mantener el color azul en el iris de vuestros ojos, tendréis que comprar mi libro “Todas las tonterías que puedas imaginar, yo te las vendo”, disponible en toda España por sólo 49,99 €. Para los primeros diez compradores de cada día, regalaré además la dieta que estabas esperando para perder esos kilos de más: “Come lo que quieras, pero nunca lo mezcles con habichuelas”.

La progresiva e irrecuperable pérdida del sentido común y los avances en los sistemas de comunicación en el S. XXI se han convertido en el mejor caldo de cultivo para el desarrollo de los charlatanes. Todo el mundo es libre de vender y decir lo que la plazca, y evidentemente el resto del mundo es libre de comprar y escuchar lo que más le guste. Da igual que te llames Belén Esteban, la bruja Lola, Dr. Duncan o Dr. Ramón y Cajal, porque la calidad científica del comunicado, sea el que sea, será inversamente proporcional a la atención que ponga la población.

A pesar de ello, en la Asociación de Diabéticos de Madrid no cedemos, y seguiremos aclarando conceptos y desmintiendo falsos mitos sobre la diabetes; aunque nos repitamos en algunas aclaraciones, siempre merecerá la pena que los diabéticos estemos bien informados.

“Se cura la diabetes”

Y se curará, sin duda, pero hoy no.

Ningún médico intentará vender sus conocimientos con esa frase, al igual que en la entrada de un hospital no encontraremos: “Se curan todos los cánceres”, aunque una gran mayoría hoy si se consigan sanar. Sin embargo, el que vende que “cura la diabetes”, curiosamente también tiene remedios contra todo lo demás, da igual cuál sea la enfermedad, molestia o dolencia. Sanadores, curanderos, charlatanes y brujos se aprovechan de la desesperación de algunos pacientes para engordar sus carteras. Sólo la impotencia del enfermo que no se cura puede explicar semejante estulticia.

Imaginemos alguien que se anunciara de esta forma: “cambio aceite del coche, pinto tu casa, arreglo grifos, cuido de tus niños y ancianos, te pongo gratis canal plus, hago la compra, diseño carreteras y construyo edificios”. ¿Alguien se podría fiar? No demos alas a estos lazarillos. Somos enfermos crónicos, pero no les demos motivos para pensar que además somos tontos.