Published On: jue, Dic 20th, 2018

Ponte un tomate en la cara y espera 1 hora.

El acné es una verdadera pesadilla para muchas personas. Por suerte, a la mayoría le desaparece tras la pubertad. Sin embargo, hay a otros a los que les dura mucho más:

Es cierto: los tomates recién cortados pueden mitigar el acné e incluso reducir viejas cicatrices. El secreto está en la composición: los tomates tienen un mayor porcentaje de vitamins A, C, E y B6. Estas abren los poros y permiten que la piel absorba importantes nutrientes.

La acidez de los tomates reduce el PH de la piel y  las posibilidades de que salga acné.

La aplicación es lo más sencillo: corta un tomate por la mitad. A continuación, restriega ambas mitades sobre las zonas afectadas. Masajea el jugo de tomate también sobre tu rostro y enjuágate la cara con agua templada. Este método es genial si solo tienes unos minutos y te están empezando a salir granitos.

Con un poco más de tiempo, puedes hacerte una eficaz máscara de tomate.

Para ello, corta una X en la parte superior de un tomate fresco.  Luego, vierte agua templada sobre el tomate durante 1 minuto antes de cortarlo. A continuación, extrae las semillas y tritura la pulpa hasta conseguir una pasta de textura uniforme.

Extiende la pasta sobre tu rostro y deja la máscara durante 1 hora. Si usas esta máscara con regularidad, pronto verás los resultados.

Verás que la cosmética natural es la mejor manera de tratar los problemas de la piel.

A continuación os dejo la explicación de cada máscara.

Tratamiento 1:

Tienes que cortar el tomate en rodajas y frotarlo sobre tu piel, específicamente donde tienes las manchas para que el jugo de este vegetal actúe eliminándolas por completo.

Tratamiento 2:

Tomar la mitad de un tomate y cortarlo en forma de x. Luego, ponga el tomate en agua caliente durante unos 5 minutos y luego retire las semillas.

También puede leer la máscara casera más poderosa para eliminar arrugas y flacidez de la cara.
Ahora aplaste el tomate y aplíquelo en la cara, dejándolo actuar durante 1 hora, después de ese tiempo enjuague con abundante agua.

Esta máscara te ayudará a combatir el acné y las manchas.

Tratamiento 3:

Mezcla jugo de tomate natural y unas gotas de jugo de limón. Luego aplícalo en tu cara dejándolo actuar durante 5 minutos. Después de ese tiempo enjuague con agua tibia.

Esta mascarilla ayuda a eliminar cicatrices, manchas, acné, nutre la piel y cierra los poros.

Te verás más hermosa después de aplicar cualquiera de estas máscaras en tu piel. Despídete de las manchas y aclara tu piel.