Published On: Jue, May 9th, 2019

Propiedades del Ajo para la salud

Cuando se habla del ajo es uno de los temas donde más abundan las super exageraciones . Si bien algunos  artículos  tienden a confundir  afirmando que el ajo puede matar 10 tipos de cancer, queremos compartirle a nuestros seguidores que hasta el día  de hoy, según nuestros conocimientos, no hay pruebas de que el ajo sea capaz de curar ningún tipo de cáncer, y aunque se especula sobre su capacidad para prevenirlo, tampoco hay evidencias científicas suficientes para apoyar esta idea. . Lo que si le queremos compartir algunas propiedades del ajo  que son muy  buenas para nuestra salud.

Beneficios de consumir un diente de ajo por día

El ajo favorece la circulación de la sangre

El ajo es rico en vitamina B, un compuesto esencial que reduce los niveles de homocisteína. Esta sustancia es la responsable de endurecer los vasos sanguíneos y de traernos múltiples problemas:

  • Los niveles altos de homocisteína provocan que la sangre esté “más espesa” y que se produzcan coágulos.
  • Hay mayor riesgo de sufrir un  trombo
  • Además, cuanto mayor es el nivel de homocisteína, más probabilidades existen de sufrir enfermedades de las arterias coronarias.

Consumir un ajo en ayunas nos puede ayudar a combatir estos problemas.

 El ajo, un buen antibiótico natural

¿Sabías que durante la Segunda Guerra Mundial, y debido a la escasez de medicinas, se utilizaban mucho los ajos? Así es. Su poder antibiótico resultaba muy útil en estos casos y, a día de hoy, tomar de forma regular un diente de ajo nos ayudará en muchos aspectos:

  • Fortalece el sistema inmunitario.
  • Nos ayuda a curar infecciones leves.
  • Favorece la cicatrización de las heridas.
  • Es adecuado para gripes y resfriados.

El ajo es bueno para el hígado

El ajo es, ante todo, un buen desintoxicante del organismo. Nos ayuda a depurar toxinas, a eliminar parásitos y a liberar del cuerpo esos metales pesados como el mercurio o los restos de medicamentos que el hígado no puede procesar.

  • El ajo es rico en vitaminas A, B y C, muy adecuadas para estimular las funciones hepáticas.
  • Otra de sus virtudes es la de desinflamar; de ahí que sea muy saludable consumir un diente de ajo diario en caso de que suframos hígado graso.
  • Si te levantas cada mañana con los ojos inflamados, la cara hinchada y con mal sabor de boca, es posible que tu hígado esté sobrecargado. En estos casos, el ajo te puede ser de gran ayuda.

Contribuye a reducir los niveles de colesterol

El ajo contiene alicina, una sustancia muy terapéutica para cuidar de nuestro sistema cardiovascular. Tanto es así que consumir cada día un diente ajo natural puede reducir el colesterol malo en un 9 %.

De hecho, desde la Fundación Española del Corazón (FEC) se recomienda incluir ajo en la dieta no solo para reducir el colesterol malo, sino como remedio depurativo, antiséptico y antibacteriano.

Para que el ajo sea efectivo como agente curativo y antibiótico general, necesita consumirse crudo. Debe también ser prensado y expuesto al aire durante diez minutos antes de tomarse para activar su compuesto clave antibiótico. No se preocupe por el sabor y el olor del ajo: prepare un jugo exprimiendo cuatro dientes de ajo, dos tomates y el jugo de un limón para obtener una bebida antibiótica.

Si no tiene extractor de jugos, simplemente ponga estos mismos ingredientes en la licuadora y porepare un licuado con las mismas propiedades. Puede agregar un poco de sal para hacerlo más sabroso. En caso de infección, beba un licuado o jugo de estos varias veces al día. Utilice el ajo para combatir las infecciones, pues al contrario de los antibióticos de farmacia, el ajo además de eliminar los microorganismos que causan enfermedad, eleva las defensas del cuerpo y logra la curación rápidamente.

Pero hay más formas de tener un remedio natural: con 4 dientes de ajo licuados con 2 tomates, una pizca de sal y el jugo de un limón se elabora una bebida antibiótica. Esta es una rica receta que además de eliminar los microorganismos causantes de enfermedades, aumenta las defensas del organismo.

A las propiedades antibióticas del ajo podemos sumarles las del vinagre de manzana.

Ingredientes

  • 10 dientes de ajo
  • 1 taza de vinagre de sidra de manzana (250 ml)
  • 1 taza de miel de abeja (335 g)

Preparación

  1. Pelar, trocear o triturar los dientes de ajo.
  2. Añadirlos en un frasco de vidrio y verter el vinagre de manzana y la miel de abeja.
  3. Agitars el frasco durante un minuto y medio, hasta que los ingredientes se mezclen bien.
  4. Se puede refrigerar o mantenerlo a temperatura ambiente.

Consumo

  • Una cucharada en ayunas previene enfermedades.
  • Si sufrimos alguna infección intestinal, podemos consumir dos cucharadas antes de cada comida durante cinco días.

Los remedios que encontrarás en esta pagina son para fines informativos y educativos. Nuestra pagina no es un sustituto de consejos médicos profesionales, diagnósticos o tratamientos.

9

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies